¿Cómo calcular el consumo de tu aire acondicionado?

A la hora de elegir un aire acondicionado es importante estimar cuánto consume al mes. Tanto por un motivo medioambiental como económico suele ser relevante conocer cuánto gasta nuestro aire acondicionado.

Aquí te presentamos dos fórmulas para calcular el costo de consumo de una unidad de aire acondicionado. Puedes utilizar cualquiera de ellas.

1) (kWt/SEER) x horas/día x € + % Impuestos = Consumo diario en €,

o si conoces el consumo en kwh:

2) (kWc) x horas/día x € + % Impuestos = Consumo diario en €

De acuerdo a los datos se usa una de las dos fórmulas, donde:

kWt: es la potencia térmica (frigorífica) del equipo.
kWc: es el consumo del equipo a una potencia determinada.
SEER: es el coeficiente energético estacional en modo refrigeración del equipo.
Horas/día: el tiempo diario que tienes encendido el aire.
€: precio de 1 kW/hora. Según la factura de la luz.
%Impuestos: Toma en cuenta el I.V.A. (21%) y el impuesto de la electricidad (5,113%).

Para obtener datos sobre nuestro equipo de aire acondicionado, la mejor fuente es la etiqueta de características.

Ejemplo de cálculos de gastos de electricidad

Supongamos que nuestra unidad portátil tiene una potencia nominal de 3500 W, un consumo de 1300 W y una clasificación energética A (EER 2,6 w/w).

Se utiliza el valor de EER en lugar de SEER, el cual es el valor que nos suministra el fabricante en las unidades portátiles.

Asumimos el coste de la energía: 0,14 €/kWh y el uso de 8 horas al día.

Cálculo de gastos para potencia máxima

kWt/EER: Debemos dividir esa cifra kWt= 3500 W (potencia nominal) por la que indica el código EER (2,6) para obtener el consumo en esa potencia térmica. Este valor obtenido debe coincidir con el valor del consumo nominal del equipo.

Al resultado anterior lo multiplicamos por las horas de uso y la tarifa + el % impuesto.

Cálculo de gastos para potencia mínima

Considerando una potencia térmica mínima de 2,5 kW, estimamos su consumo, utilizando la expresión kWt/EER. Este resultado se multiplica por las horas de uso y por la tarifa + el % impuesto.

En caso de que nos interese conocer el consumo en modo calefacción para un aire acondicionado portátil con bomba de calor, se utiliza la potencia térmica de calefacción y el índice de eficiencia energética COP, en lugar de EER.

Conclusiones de los resultados obtenidos

Si utilizas los valores nominales de la etiqueta energética, el resultado será el consumo máximo diario. Así que, en este caso, al suponer que el equipo siempre se utiliza a la máxima potencia, el valor calculado será mayor al consumo real.

Esto es debido a que los aires acondicionados trabajan de manera similar a un refrigerador. Cuando alcanzan la temperatura deseada, se apagan y vuelven a encenderse al aumentar la temperatura, variando su potencia térmica. Así mismo, su consumo varía en función de la potencia térmica de funcionamiento del equipo.

Por lo tanto, estos montos que acotan el gasto máximo en ocho horas diarias de uso del equipo, son referenciales. Igualmente, con la potencia mínima solo se estima el mínimo referencial de gasto.

El indicador EER o SEER utilizado para obtener el consumo a una determinada potencia térmica nos proporciona un estimado grueso que dista de la realidad (aunque utilizando el SEER se aproxima más al consumo real). En realidad, estos parámetros se utilizan para clasificar la eficiencia energética del equipo.

Date cuenta de que, si utilizamos un equipo con mayor clasificación energética el gasto sería menor. Por ejemplo, con un aire acondicionado de clase A++, con un EER mayor, se puede obtener un ahorro en el orden del 38% con respecto al uso de un equipo de clase A.

También significará un ahorro importante el utilizar el equipo tan solo la mitad de las horas al día (hasta la mitad del coste de energía). Esta es la razón por la que se recomiendan utilizar estos equipos portátiles para pequeños ambientes y pocas horas al día.

Te dejamos abajo nuestro video del mismo tema: «Cuánto gasta nuestro Aire acondicionado»

Deja un comentario